Get Adobe Flash player

De la izquierda a esta parte

Share

 

Creo que en los últimos años he visto en España muchas cosas, quizás demasiadas, pero lo que se está contemplando últimamente me preocupa y cada día más. Asistimos atónitos al oscuro movimiento de masas de la izquierda que, como ovejas gobernadas por su perro ovejero, obedecen sin plantearse cuál puede ser el resultado de todo aquello que les hacen hacer. Asistimos al hecho de que los sectores izquierdistas se han convertido en perros ovejeros de masas que obedecen mientras esperan a que el pastor las sacrifique o las esquile, eso sí, cuando esto suceda volverán a seguir al perro porque simplemente no se plantean nada más.

Están de moda los escraches que pretenden entre la espada y la pared al PP, pero la pregunta que se deben hacer los que conforman estos grupos es si realmente apuntan en la dirección equivocada. Es muy gracioso que los de STOP DESAHUCIOS vayan a los portales de líderes del PP cuando fue Carme Chacón la que en el 2007 logró aprobar el famoso “Plan Chacón”, en el Consejo de Ministros del 28 de septiembre de 2007, una iniciativa para agilizar desahucios mediante la creación de diez “juzgados especializados”, cuya misión exclusiva iba a ser facilitar desalojos en tiempo exprés. Esto quiere decir que técnicamente durante el gobierno del PSOE se aprobaron medidas para desahuciar a la gente, de momento lo único de lo que se puede acusar al PP es de no haber sabido pararlos, es decir, podemos llamar al gobierno INÚTIL pero el verdadero artífice de que cientos de familias se quedaran en la calle de forma rápida fue el gobierno del señor Zapatero. Evidentemente y estando todo un sector izquierdista detrás de este movimiento no van a permitir atacar a líderes del PSOE.

Creo que al señor Rajoy y a sus secuaces se les puede acusar de haber llevado a cabo recortes brutales, sin mirar alternativa; se les puede acusar de llenarse la boca de hablar de transparencia cuando hasta alguno de sus ministros está en el punto de mira de la corruptela y casos como el de Camps salen a diario; se les puede acusar de estar hundiendo más el país; en fin, se les puede acusar de muchas cosas que justificarían la dimisión del presidente y la convocatoria de elecciones, pero no podemos culparles de lo que hizo el PSOE cuando gobernó simplemente porque es una estrategia para que la población “eche los perros” a la derecha y así que la izquierda pueda seguir elucubrando cómo sumergirnos en la ruina de la “revolución” que intentan gestar.

Son los sectores izquierdistas quienes aprovechan los escándalos de la Familia Real para crear un caldo de cultivo en la sociedad donde su tan amada “Tercera República” pueda instaurarse. Me permito recordarles que no apoyar la monarquía, cosa que muchas personas no hacen, no implica el querer una república marxista que es lo que ustedes quieren. Pueden poner muchos planes en marcha pero no den por vencido a un movimiento como el anti-marxista que sigue deseando ver cómo volvéis a organizar una guerra en España, que volveréis a perder.

¿Realmente creen, señores de la izquierda, que esos despojos sociales que organizan movidas en la calle como si fueran la kaleborroka en cutre van a alzar las armas para defenderles? Ni mucho menos, se esconderán como comadrejas a esperar que pase la tormenta que ellos mismos, mandados por ustedes, organicen. Pero existe toda una generación, la de los patriotas que estamos más que acostumbrados a que la calaña como ustedes intenten vapulearnos, una generación que salimos a la calle con el cuchillo entre los dientes para luchar, y que lucimos la rojigualda con saludo romano en la diestra que no nos esconderemos y que saldremos a recuperar la España que  Y en ese instante, y a pesar de su denostado marxismo cultural, ganaremos la partida.

El PSOE, IU y UPyD no son para nada distintos del PP, no luchan por el bien de España ni de los españoles sino por unos ideales caducos que han demostrado que destruyen los países por donde pasan y que ya destruyeron España.

Toda nuestra clase política está sumergida en el neoliberalismo que la constitución de juguete que se aprobó en 1978 les ha permitido mientras convertían al Rey, sucesor de Franco, en un pelele que no tiene ni funciones honorificas, un rey sin poder que vendió su patria al neoliberalismo y al marxismo, y que lamentablemente, no tardando mucho, lo pagará con un exilio que le van a proporcionar los mismos a los que dio poder.

Que la gente salga a la calle es algo más que bueno. Que no se calle, que proteste por sus derechos y lo que considere injusto, pero que lo haga por su voluntad, no por convertirse en un atajo de corderos, que encima están siendo conducidos al matadero. No voy a entrar en si los escraches son buenos o malos, pero si se hacen que afecten a todos los culpables, es decir, a los negligentes gobernantes actuales del PP y a los destroza patrias del PSOE.

Rubalcaba es peor que Zapatero y mucho peor que Rajoy. La última del barbas socialista es apoyar a Mas en su reto de referéndum independentista. Va a permitir que España se rompa cuando la gentuza de CIU sigue desafiando al estado a pesar de las sentencias judiciales. Esta gente necesita una mano dura y años de inhabilitación pasados en la cárcel por secesionismo, y no apoyos de un socialismo que con una doctrina de principios del siglo XX ya nos condujo de boca a una guerra, guerra que sinceramente tienen complicado ganar.

En vez de un gobierno fuerte apoyado por una sólida oposición nos encontramos a un conjunto de peleles que no tiene narices a hacer frente a un pobre desgraciado que acabará en la cárcel como ya lo hizo el señor Companys por el mismo motivo hace ochenta años.

Sí a la gente en la calle, pero por sí misma, no siendo marionetas de la izquierda opositora generadora del problema. No a una clase política corrupta y que les preocupa más como alcanzar el poder y criticar al actual gobierno que el aportar soluciones. No a un marxismo que gobierna masas que no saben en realidad lo que están cultivando y que como vainas de los ultra cuerpos se los comerá y entonces no tendrán derecho al pataleo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar