Get Adobe Flash player

El refugio de Cruela de Vil

Share


El otro día mientras me duchaba medité sobre la intervención del Papa Francisco en el Parlamento Europeo.

El Papa comparó a Europa con "una anciana que ha dejado de ser fértil y vivaz" y reclamó políticas más solidarias con los los inmigrantes ilegales, exhortando a los dirigentes europeos a “acoger y ayudar a los inmigrantes ilegales, pues no podemos consentir que el Mediterráneo se convierta en un gran cementerio"

Y de esta manera, entre mucha paz, mucho amor, mucha solidaridad y mucho silencio de la izquierda que en esta ocasión ha callado como vieja meretriz que es ante la injerencia de la religión en la política,la solución del Hombre de Blanco para salvar a Europa es reemplazar a los europeos por africanos que, como todos sabemos, son mucho más fértiles y vivaces, y vienen en oleadas deseosos de pagarnos nuestras pensiones.

Pero de lo que no se da cuenta Su Santidad es que los europeos, aunque quizás poco coloridos para su gusto, son  cada día más conscientes de que los auténticos culpables de que el Mediterráneo sea sea un cementerio es precisamente Su Santidad y sus acólitos oenegeros que siguen atrayendo a pobres incautos, prometiéndoles un estado de bienestar y un trabajo que ya ni para los propios europeos existe. Son ellos, los necios solidarios y falsos humanitarios,los únicos culpables de la muerte de los inmigrantes a los que siguen atrayendo con mentiras y engaños.

La solución que el Hombre Vestido de Blanco nos propone sólo es comparable a un refugio canino patrocinado por Cruella de Vil. Así que a otro con sus caramelos ponzoñosos, Santidad... Y si quiere acoger usted a inmigrantes ilegales, hágalo. Instalen literas en San Pedro y utilicen los cientos de millones de euros que acaban de encontrar en "cuentas personales" para mantenerlos. Pero no tenga la Santa Jeta de pedirnos a nosotros que lo hagamos.