Get Adobe Flash player

Doblepensar

Share

El otro día mientras me duchaba pensé hasta qué punto se sorprendería Orwell al ve  cómo el doblepensamiento ha invadido el discurso político y social de nuestra sociedad. En su novela "1984", Orwell describe así el doblepensamiento: "Doblepensar significa la facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias albergadas a la vez en la mente...".

Doblepensar implica no pensar, es asumir un credo que el Gran Hermano nos impone,  cediendo nuestro albedrío análisis a los medios de comunicación afines al sistema. Una sociedad doblepensante es una sociedad que ha dejado de pensar por sí misma.

Y por desgracia, hoy en día, ejemplos de doblepensamiento tenemos muchos.

Doblepensar es financiar simultáneamente la Alianza de Civilizaciones y  sindicatos de estudiantes marxistas que piensan que "la única Iglesia que ilumina es la que arde".

Doblepensar es declararse a anticapitalista mientras se es dueño de una fortuna en una SICAV.

Doblepensar es ser una feminista callada ante la situación de mujeres en los países integristas musulmanes.

Doblepensar es defender la libertad de expresión mientras se elaboran listas de libros prohibidos y se encarcela a sus editores.

Doblepensar es erigirse en representante de los trabajadores mientras se vive de las subvenciones.

Doblepensar es adoptar niñas chinas mientras se justifica el asesinato de españoles nonatos.

Ahora que ya sabes qué es el doblepensamiento, tienes dos opciones: seguir pensando lo que te dicen que debes pensar, o empezar a pensar por ti mismo.

Leni