Get Adobe Flash player

Los lacayos del pirata

Share

El otro día mientras me duchaba me acordé de esos habitantes de La Línea que salen en televisión protestando contra cualquier medida que toma nuestro débil gobierno contra sus patronos, los llanitos.

Porque estos señores que aparecen últimamente lloriqueando en todos nuestros telediarios, como víctimas del conflicto, trabajan en un paraíso fiscal, cobrando generosos sueldos en moneda extranjera procedentes de turbios negocios asentados en esta parte del territorio español colonizado por el Imperio Británico.

Y hay que recordar que los escasos impuestos que pagan van a las arcas públicas del Peñón, y no a las del Estado Español, a pesar de que como españoles utilicen nuestros servicios sanitarios, nuestra policía, nuestros colegios, nuestras vías de transporte y en definitiva, todos los servicios públicos que los demás españoles sí costeamos con nuestros impuestos.

Estos españoles insolidarios que no tienen ningún pudor en trabajar como lacayos de piratas y beneficiarse de dicha circunstancia pretenden que el resto de españoles renunciemos a nuestra dignidad nacional y a parte de nuestro territorio para preservarles el chollo.

Por ello ya va siendo hora de decirles que ni la dignidad nacional ni la integridad de España  responden a intereses particulares, máxime si estos intereses son de una moralidad mucho más que cuestionable y de una insolidaridad absoluta.

Espero que algún día tengamos un gobierno con la dignidad suficiente para volver a echar el cierre a la verja, y que los españoles sepamos contestar como un solo hombre como se merecen estos insolidarios fiscales que cobrarán su jubilación de la pérfida Albión cuando lloriqueen porque se les acabó el chollo.

Leni