Get Adobe Flash player

El dinero como herramienta o el dinero como arma.

Share

 

Ya estamos acostumbrados a la total manipulación en los medios de comunicación, cada vez que sucede algo importante o que se nos quiere destacar como importante, los medios de comunicación desatan una tormenta. Es un secreto a voces que la práctica totalidad de medios de comunicación están controlados por la izquierda aunque cada vez es más frecuente que en todos sus programas de debate aparezcan para dar color elementos de los escasos medios controlados por la derecha liberal.

Esta semana hemos podido asistir a una de esas tempestades mediáticas que han dividido el país. La derecha mayoritariamente enojada con los griegos que han sido pintados por los contertulios liberales como unos irresponsables, unos bandarras, unos jetas que además de haberse dado una brutal comilona de más de cuarenta años se largan haciendo un simpa.

Los liberales y sus compinches en todo esto, los omnipresentes medios de comunicación de izquierdas, han trasmitido otra idea fuerza: sólo Podemos se pone de parte del pueblo griego ya que Podemos y Syriza son lo mismo. Así, la población preocupada por el bienestar social de Grecia se ha posicionado del lado ultraizquierdista y los preocupados por sus ahorrillos del lado de la UE, del de Merkel y la Troica contra unos irresponsables que han traído el corralito a Grecia olvidando que apenas llevan seis meses en el gobierno y que los que han generado el agujero son precisamente los que se marcharon del poder.

¿Es esto así? ¿Sólo tenemos dos opciones? ¿La podredumbre comunista o la podredumbre que está trayéndonos la UE?

No voy a entrar en profundidad en si Podemos es igual que Syriza, por mucho que diga el propio Alexis Tsipras, por mucho que afirmen Rajoy o Iglesias, Podemos no es Syriza ni de lejos. Compararlos es como comparar al genial escultor Ávalos con el estafador de Chillida, un autentico despropósito. La gentuza infecta y enemiga de la patria que milita en Podemos nada tiene que ver con la izquierda nacional que se está enfrentando a la troika por defender la soberanía de su nación, sí, de su nación, han oído bien, de Grecia. Ojalá la izquierda española, ese mix de batasunos con movimientos gayislamicos fuese, la décima parte de patriota que en Grecia.

Pero ambos frentes, el liberal y el podemita, nos están mintiendo. Nadie nos dice las verdaderas causas de este conflicto, nadie apunta a la verdadera causa de esta crisis.

La verdadera causa es política, 100% política, de política económica pero no es económica: la utilización del dinero como herramienta o como arma.

Desde antes que Keynes postulase eso de que “las sociedades organizadas en nación no tienen limitaciones financieras” los Bancos Centrales Nacionales financiaban a sus Estados, para eso estaban, la emisiones eran a fondo perdido, es decir, creaban dinero y lo prestaban sin que el Estado tuviese que devolverlo generando a cambio una mínima inflación pero, repito NO UNA ENORME DEUDA. Así fue también durante la primera etapa trampa de Euro pero ahora, amigos, se acabó lo que se daba.

Ahora la Unión Europea prohíbe emitir moneda a los bancos centrales nacionales y todo dinero que crea de la nada (El BCE no tiene ni reservas de oro propias) es prestado como deuda, un sistema calcado del americano donde la FED es un banco PRIVADO perteneciente a unas pocas familias (Entre ellas los Rockefeller y los Rothschild).

Al mismo tiempo se prohíbe a los Estados tener empresas productivas por lo que la única vía que le queda para pagar su deuda es subir los impuestos cada vez más a los cada vez más pobres ciudadanos. Es curioso que los mismos que se autodenominan liberales se encolericen con Tsipras por no querer subir los impuestos al hambriento pueblo griego, ese que hace colas frente a las sedes de Amanecer Dorado porque no tiene qué comer.

Como además no se ha inventado todavía el Estado que no sea deficitario en tiempos de crisis, guerras, emergencias… y teniendo en cuenta que gran parte de los 240.000€ prestados a Grecia han ido a parar a manos de las corruptelas de los políticos y sus amos banqueros (exactamente como aquí)… Grecia no puede pagar la deuda… pero no la puede pagar Grecia, ni España, ni Francia ni mucho menos… USA.

Y es que ese es el verdadero objetivo, QUE NO PUEDA SER PAGADA JAMÁS para acabar con cualquier posible democracia, de poder popular y subyugar totalmente a las naciones al poder de los financieros.

¿Saben ustedes cuál fue la solución que ofreció la Troika (el Fondo Monetario Internacional concretamente) a Grecia para pagar la deuda? Les dijo: vendan ustedes algunas islas, que tiene muchas, a Turquía.

Nada más ni nada menos, a la islamista Turquía que mantiene invadida media isla griega de Chipre desde los 70. Una nación responsable del genocidio cristiano armenio, impulsora de la invasión musulmana en los Balcanes. Recuerdan aquello de “Las mezquitas son nuestros cuarteles, las cúpulas nuestros cascos, los minaretes nuestras bayonetas y los creyentes nuestros soldados” pues sí, lo dijo, ese, el presidente de Turquía, Erdogan (y aun hay españolitos que se sorprenden de que Grecia compre armas)

Podría tirarme horas hablando de la repugnante Troika, esa que condiciona sus ayudas a pérdida de soberanía nacional e implantación de todo tipo de programas de ingeniería social para implantar la inmigración masiva, la islamización, el homomonio gay, las leyes de represión de la libre expresión, el aborto, la eutanasia… vamos, eso que llaman pomposamente Nuevo Orden Mundial pero que es más viejo que Satanás. Prometo continuar otro día.

Solo diré que sin gustarme Syriza estoy con el pueblo Griego y porque me siento europeo y amo a Europa me repugna la Troika y su UE porque es la antieuropa.

Hoy, la bandera de Grecia, con su Cruz Blanca representando a la Cristiandad y sus 9 franjas que significan “Έλευθερία ή Θάνατος” (E-lef-the-rì-a i Thà-na-tos) “libertad o muerte” es el símbolo de la rebelión contra esta Unión Europea masónica, usurera y enemiga de los nuestros pueblos. Adelante por Grecia, Adelante por España.