Get Adobe Flash player

Drogas, la complicidad del sistema

Share

 

Las autoridades políticas, cómplices de este gran problema que ha llevado a España a alcanzar los primeros puestos en consumo de drogas de todo el mundo, transigen con esta lacra, cuando no son ellos los principales ejemplos a seguir por jóvenes drogadictos que ven cómo sus propios dirigentes políticos salen en fotografías con narcotraficantes en barcos de lujo ó “choferes” que compran cocaína para su “VIP” (Verdadero Imbécil Político).

La droga fue inyectada en España desde el momento que las élites políticas temen la fuerza moral de los Españoles, desde la muerte del General Franco, es ahí donde con el advenimiento de la falsa libertad, deciden tomar a España como un enemigo a batir moralmente.

No es casual cómo en España, desde el momento en que comienza el despiece económico y moral, surgen modas con un fuerte arraigo a la droga; la movida madrileña en los 80, los 90 y la ruta del Bacalao, los macrofestivales y las rave de los 2000, son el tipo de ocio “moderno” potenciado por el sistema para que miles de jóvenes, cada fin de semana, dejen su mejor valía entre ruidos, drogas y perversión, jóvenes que van desgastando su valía, para convertirse en auténticos seres ineptos y facilmente manipulables por un sistema que les ha hecho la guerra psicológica.

Los jóvenes nacionalistas en DNJ estamos radicalmente en contra de este gran problema que sufre la sociedad joven en España.

Por desgracia las drogas han rebasado una frontera que nunca habría tenido que cruzar, lo cual muestra cómo el sistema se ha preocupado por quebrar cualquier tipo de inicio de Revolución Nacionalista.

La denominada “área patriótica” en España, en donde se ha encasillado a conciencia y en la misma categoría a movimientos serios y radicales como Democracia Nacional que a bandas callejeras y de barrio, ha sido perseguido por auténticos precursores de la destrucción de las ideas nacionales, los cuales han introducido la droga en círculos muy próximos a donde jóvenes nacionales se reúnen.

Podemos ver, en pleno 2013, movimientos denominados patrióticos en España que permiten abiertamente el consumo de drogas en sus actos. Es triste ver que en un acto de homenaje a los caídos de la división Azul, en pleno cementerio, donde descansan nuestros más sagrados ancestros y héroes, haya jóvenes macarras que están consumiendo drogas o bebidas alcohólicas, grupos en los que los máximos dirigentes se drogan abiertamente y realizan torneos deportivos antidrogas para que luego ese mismo torneo “antidrogas” sea un foco activo de venta de drogas… el mundo al revés, en una España cada vez más demacrada en su idea de Patria y Valor, historias rocambolescas de un movimiento que lo han controlado auténticos delincuentes sobornados por un sistema que no quedará impune. Y desde luego, situación penosa que muestra que todavía queda mucho por hacer.

¿Cuántos jóvenes se han dejado las neuronas durante los años 80 en este país? ¿Cuántos jóvenes se dejaron su vida en la ruta del Bacalao? ¿Cuántos jóvenes, hastiados por un sistema que les maltrata y que no comprenden, han buscado refugio en un grupo patriótico que aparenta una idea-fuerza, como parecen representar algunos grupos ultras de futbol, para después acabar enganchados a la droga cada domingo? Una verdadera lástima por la que pagarán sin duda aquellos que han consentido, permitido, inducido, vendido y promovido todo tipo de drogas bajo una idea de aparente nacionalismo Español.

La impunidad con la que el sistema ha jugado las cartas durante todos estos años está llegando a su fin y los jóvenes comienzan a dar la batalla de las ideas que un día representaron los héroes que levantaron, a base de esfuerzo, este gran pueblo de valientes y decididos que se llama España.

Desde DNJ decimos No a las Drogas. Nuestra negación no es como las que podéis encontrar en ciertos grupos del “área”, nuestra negación a las drogas comienza por ser intransigentes con el que se droga, cerca o lejos de los movimientos patrióticos, intransigentes con las modas que la globalización ha introducido en España y promueven el consumo de drogas, intransigentes con la política de drogadictos golfos y camellos que pronto serán expulsados de su particular sala de fiestas, el Parlamento, para ser juzgados por jóvenes radicales, los hombres y mujeres valientes del futuro de España.

Suma a una mente sana un cuerpo sano: súmale el conocimiento de la historia, de nuestra sangre, añade experiencia militante y entrenamiento ideológico, el resultado aquí lo tienes:

Democracia Nacional

La droga no es solo mala porque mata sino porque te convierte en escoria.

NO DRUGS NO ANTIFA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar