Get Adobe Flash player

Sin dineto en el bolsillo

Share

Nos levantamos cada día -al menos yo, y creo que muchos de vosotros también- oyendo alguna de las emisoras que inundan las ondas por la mañana, dando noticias de todo corte, desde lo más mundano a lo más profano y, últimamente, muy centradas en lo económico, sobre todo, desde que el desastre pergeñado por el socialismo al que el gobierno hace frente muy malamente, sigue haciendo de las suyas en nuestras carteras, pese a los –exiguos- esfuerzos de don Mariano y su cuadrilla; esfuerzos por otra parte, que no han cumplido las expectativas de buena parte de los ciudadanos de este país, los cuales pensaban –y yo- que, por fin, alguien iba a poner coto a los desmanes de las economías autonómicas y, de una vez por todas, reformar DE VERDAD, las estructuras estatales y de paso, las leyes que tanto influyen en las administraciones de semejantes desfalcos, amén de reparar, pidiendo a quienes la han “cagado” (permitidme la expresión) que hagan frente a los pagos como “un buen padre de familia”, tal y como rezan muchos contratos cuyas raíces legales descienden hasta el Derecho Romano.

Mal que nos pese, aquí, sólo parece que don pagarín ha sido el españolito de a pie, y la tormenta que debería haber hundido algunos barcos del fraude y el robo, cuando no prevaricadores, ha pasado muy, pero que muy por encima de semejantes bastardos y ha caído cual chaparrón de granizo encima de todos nosotros. Paga el de siempre, es lo que se oye en la calle: YO (vosotros, nosotros) cuando deberían haber pagado ELLOS (o sea, los responsables)…

Y así nos va, un IPC disparado, un IVA por los cielos, un IRPF sangrante y nuestra pequeña economía casera haciendo frente con sus –cada vez más- limitados recursos a las exigencias del Estado que ha pasado de ser “papá estado” a convertirse en un ogro voraz que nos va a dejar en los purititos huesos…

Ningún preclaro economista delincuente ha salido aún a la palestra a pedir perdón por TIMAR a los españoles con sus cuentas de cuento, y menos, a dar explicaciones del porqué estamos donde estamos, habiendo sido ellos quienes nos han dejado como nos han dejado. Aun no he oído decir a nadie de la casta política que nos malmanda (podéis quitar la ele cuando gustéis, pues lo otro también lo practican) que se van a apretar el cinturón a base de bien, de verdad, igual que nos exigen a nosotros. Muy al contrario, aparecen a lo lejos, las declaraciones de Rato diciendo que la culpa no es suya o de algún que otro político socialista que “pasaba por allí” y que no sabe –o no contesta- como ha pasado esto, bueno, si: LA CULPA ES DEL LADRILLO.

Venimos abocados al fracaso económico con unas medidas impuestas que sirven únicamente para retrotraer el consumo, colgados del euro y de las políticas europeas que NOS IMPONEN desde Bruselas o Berlín, aunque aquí digan lo contrario y vamos de cabeza al fracaso en un plan que solamente serviría en un país que tuviese un tejido industrial sano, una tasa de empleo elevada y unos índices de producción decentes, y esos no somos nosotros. La elevación de tasas e impuestos es una herramienta útil para recaudar cuando el país funciona, produce y trabaja; me explico, en una nación cuyas estructuras estatales no absorben elevados recursos, con un parque empresarial bien diversificado y en plena producción y con la tasa de paro por debajo del 10%. Lo demás es exprimir la naranja verde: no da zumo, y cuando lo da, malo…

Aquí lo que de verdad hace falta es que el dinero fluya, salga de los bancos de “altantoporciento” y se ponga a trabajar en la calle que es donde hace falta. La medida aplicada de rescatar a las cajas –que NO a los bancos- de inyectarles dinero directamente al cash, NO HA SERVIDO PARA NADA PRODUCTIVO y sí para pagar cuentas “en negro” y sanearse a cuenta del bolsillo del contribuyente, para además, después, hundirse en la miseria, ver sino CCM, BANKIA, CAM…cuando podían haberse hundido con mi bendición ANTES de que se les soltase semejante carro de pasta, ¿o no?... ¡Qué bien hubiese venido a los Ayuntamientos de España ese “enchufe de pasta” –con controles, claro- para pagar sus deudas con las medianas y pequeñas empresas que les han hecho tantos servicios! ¡Otro gallo le cantaría a la tasa del paro en este país!... pero aquí algunos no quieren tener en cuenta que AL ESPAÑOL SE LE MIENTE en estas cositas

Cifran en 60.000 mil millones de euros el rescate que debe pedir España para financiar a la banca española, por que sino, dicen, nuestro sistema financiero se hunde, y nos arrastrará a todos… MENTIRA.

Casi nadie sabe que LOS BANCOS, Sí, sí, esos que dice el gobierno que necesitan las ayudas, NO han solicitado NI UN EURO, que esas ayudas que servirán para salvarnos del hundimiento total –eso quieren que creamos, que nos hundimos sin las ayudas-  van, enteritas, para LAS CAJAS… ejem, ejem… ¿Entonces…el sistema bancario español esta en quiebra? ¿Hay que salvarlo con un rescate “blando” que nos hipoteca A TODOS por quince años con Europa porque sino “nos morimos” todos? ¿Nos quedamos sin bancos solventes? ¿No habrá entonces NADIE para gestionar nuestro dinero?....PUES NO…

Ni el sistema bancario español necesita un euro de ayuda ni, por supuesto, está en quiebra técnica, como nos quieren hacer creer… SIMPLEMENTE los partidos demócratas que se REPARTEN EL PODER intentan pagar la deuda que tienen contraída con las cajas desde que somos democracia, pues a través de ellas se han ido financiando, año tras año, y pagando campaña tras campaña cada cuatro años, hinchando el debe de sus cuentas con créditos “al consumo” a los que no han podido –ni podrán- hacer frente.

Os recuerdo que fue el PePe quien cambió la Ley de Cajas para permitir que operaran como bancos, pues la razón de ser de las cajas es SOLAMENTE servir al desarrollo local y, por ley, debían revertir sus beneficios en obra social. Este fue el mayor recorte en ayudas sociales que se ha hecho JAMAS en España: cambiar la Ley de Cajas y hacerlas bancos; de un plumazo, las cajas entran en juego…y así les ha ido.

¿Qué hacía una CAIXA DEL PENEDES, o una CCM –por poner un ejemplo- abriendo oficinas en Valencia capital, cuando de siempre, simplemente se dedicaban a dar créditos agrícolas, invertían en seguros agrarios, construían viviendas en poblaciones donde un constructor no se hubiese atrevido a invertir jamás o contribuían al desarrollo local con financiaciones blandas? Yo os lo digo: ESPECULAR… el que no lo quiera ver…

Los políticos de distinto signo que se colocaron, muchos “a dedo”, en los consejos de dichas cajas lo tenían muy claro, servirse de ellas para financiar al partido a nivel local primero y, claro está, a nivel nacional después, y eso se pagó con la conversión de bancos en cajas cambiando la ley…por cierto, el PeSoE no se opuso….¿alguien sabe por qué?

Y así estamos…al borde de la quiebra (mentira), necesitados de ayudas europeas (mentira), pagando intereses de deuda a precios exorbitantes (media mentira, con Felipe estaba peor y no se murió nadie), y con un euro que, menos mal, nos sirve de parapeto (mentira).

Vámonos ya de Europa, señores de la Moncloa, que malhaya la hora en que entramos, volvamos a la peseta de toda la vida, establezcan la paridad euro-peseta, recojan los euros de España y paguen con ellos todo lo que debemos (que se puede) y dejémonos de que venga ningún gabacho a mandar aquí, ni ningún “doiche” a decirnos qué podemos y qué no podemos hacer/plantar/fabricar/tejer… Déjense ustedes de ínfulas europeas y confíen más en sus conciudadanos, que esto ha funcionado siempre y sin ustedes puede seguir funcionando incluso mejor, la verdad, porque para lo que nos sirven –ahora servirse, bien que saben-; pues eso, dense un buen baño de ESPAÑOLIDAD y hagan caso de Ortega y Gasset, que era muy sabio… Españolicen Europa y déjense ya de mamoneo y al tajo, que ESTAMOS HARTOS de que no sepan ustedes dar la talla.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar